martes, 9 de diciembre de 2014

Semblanza del Prof. Luis Martus

Nació en Guarenas el 10 de noviembre de 1926; hijo de Carlos Martus Mata y Carmen Julia  Sursaia de Martus, el tercero de once hermanos y desde muy pequeño hace vida en la ciudad  de Guatire, desde muy temprana edad muestra interés en la cultural, y en compañía de un grupo de jóvenes vanguardistas, crea y dirige “Acción Juvenil Guatireña”, antecedente válido y único de las organizaciones culturales guatireñas de hoy.

En los años 40, forma parte de los fundadores del primer instituto de educación secundaria de la región liceo “Dr. Ramón Alfonzo Blanco”. Incursiona en los deportes, siendo atleta destacado en beisbol y voleibol, funda y dirige el Instituto Nacional del Deporte IND, Seccional Zamora.

Hace ya casi 60 años se casa con Marina Isabel Huck de Martus, y es padre de cinco hijas: Marina, Mariana, Carlota, Cristina y Graciela; abuelo de seis nietos y bisabuelo de una niña Verónica. 

Egresado del Instituto Pedagógico de Caracas con el título de Profesor de Filosofía y Ciencias de la Educación, su experiencia en la educación comenzó como preceptor de Escuelas Federales Rurales, maestro y profesor en distintos niveles educativos.


Desde octubre  de 1978, forma parte del IPMJMSM, el año 2005 fue elevado a la categoría de Doctor Honoris Causa por la UPEL; siendo el primero en recibir esa distinción en el IPMJMSM.

Citando las palabras del Dr. Felipe Muñoz Dorta, “por su reconocida trayectoria en educación se puede afirmar sin equívocos que es en la actualidad la mentalidad más consistentemente intectualizada y culta de que tuviéramos conocimiento en la sociedad Guatireña de estos tiempo”.

Su obra literaria, impresa en varias publicaciones de ensayos y poesías “Homo Sapiens”, “Las Cuatro Estaciones”, “El Árbol de la Sabiduría”, autor del Himno del Canto de Educación Artística Andrés Eloy Blanco, entre otros y del poema “Al Siso Martínez”. Hoy ejerce con pulcritud científica y esmerada dedicación el delicado ejercicio de Cronista oficial de la Ciudad de Guatire, la presidencia de la Academia de la Historia del Municipio Zamora y la providencia de la Sociedad Bolivariana.



Semblanza del Profesor Pascual Villegas



Una mañana, en el caserío Los Chaos del municipio Cuicas, estado Trujillo, siendo las siete de un lindo amanecer, vio la luz de la vida un personaje con el cual pudimos compartir maravillosas experiencias de devoción, creación y trascendencia en el transcurrir del tiempo. Me refiero al Profesor PASCUAL VILLEGAS, Profesor de Educación Industrial, Perito Mecánico (año 1968) Técnico Mecánico en 1970 y en 1980 obtiene el título de Licenciado en Educación Mención Física y Matemática de la Universidad Católica Andrés Bello en Caracas. Se desempeñó como docente en los Institutos: Escuela Técnica Industrial José de San Martín, Caracas, Instituto Universitario Antonio José de Sucre, Caracas; Universidad Católica Andrés Bello, Caracas y en el Instituto Pedagógico José Manuel Siso Martínez, La Urbina, Estado Miranda, UPEL.



Entre sus obras publicadas se encuentran: Versos a medio tiempo (1994); Cronicario (2013) director editor de la revista LUCIÉRNAGA una publicación para los Cuiqueños y los no Cuiqueños, aparte de artículos de opinión, crónicas y poemas en los periódicos: Últimas Noticias, El Nacional, La Religión y El Globo; así como en el desaparecido La Prensa de Coro, estado Falcón y se ha mantenido como asiduo columnista del diario El Tiempo de Valera.

En el libro Versos a Medio Tiempo  la profesora Esperanza Mollejas define a Pascual como: “un individuo comprometido con la vida; siempre al encuentro de sí mismo con verdadera solidaridad e identificación con el devenir del hombre. En el transcurrir de su existencia ha compartido, con una desenvoltura natural, la existencia del hombre y las cosas más disímiles con la docencia universitaria; acción ejercida con auténtica vocación, dedicación y con sorprendente visión interdisciplinaria”.



Semblanza de la Prof. Libia Josefina Zambrano Quiroz



Docente por vocación, cuando egresa del sexto grado en la Escuela Anexa Gran Colombia, la inmensa responsabilidad que significa para ella ser maestra normalista a los quince años,  la lleva a escoger un camino  largo para encaminarse a su meta, el del bachillerato y luego el del Pedagógico.

En el Instituto Pedagógico de Caracas recibe el titulo de Profesora de Educación Media en la especialidad de  Literatura y  Latín. Luego, se suman a su incansable búsqueda del conocimiento, la Licenciatura en Letras en la ULA, el Magister en Literatura Hispanoamericana y el Doctorado en Educación.

La pasión por la Literatura se remonta a la infancia.  Primero, con las lecturas en casa y luego, cuando descubre en los libros de la escuela Primaria, la poesía de Rugeles y de Nazoa, los cuentos de Rafael Rivero Oramas, las fábulas, las leyendas, los mitos indígenas, los cuentos tradicionales, las adivinanzas y las retahílas.

Este universo de ficción lo trae a su experiencia primero, en la Cátedra de Literatura Infantil en el Pedagógico Siso Martínez entre los años 1990 al 2003 y posteriormente, lo desarrolla en su Tesis  Doctoral al construir una estrategia pedagógica para que los niños de Educación Inicial de nuestro país conozcan y disfruten los textos literarios infantiles venezolanos.

Son sus alumnos del Liceo de Aplicación, quienes la animan a escribir. Las enseñanzas de mitología clásica, impartidas por María mercedes Ojeda en las clases de latín, son la materia prima en  el ejercicio de la escritura y el crecimiento estético de aquellos jóvenes liceístas. A sus alumnos  del curso Poesía para Niños, materia electiva que ofrece en el Pedagógico de Miranda, les reconoce su crecimiento estético  y su calidad  en las producciones poéticas. A Fernando Azpurua, le agradece las enseñanzas de la Didáctica de la Literatura y a Manuel Bermúdez, sus orientaciones sobre el estudio de las poéticas desde los clásicos hasta los formalistas rusos.

En la actualidad, Libia se plantea  dimensiones artísticas y espirituales. Forma parte de la Coral de la Federación Venezolana de Maestros dirigida por el Profesor Pedro Pérez, asimismo estudia Talla en Madera y Pirograba bajo la dirección de la artista Marieta Rodríguez y estudia Dibujo y Pintura bajo la orientación del profesor Luis Alarcón, artista plástico de tendencia abstracto figurativa.

Su creación poética está plasmada en revistas y suplementos literarios del país, en un libro publicado en el año 1991, distinguido  con el Premio de Poesía de la Bienal Pocaterra 1988, que lleva por título Cómplice de Hoguera y en la III Antología de Poesía Erótica Entre Eros y Tanatos de la Asociación de Escritores de Mérida, 2006, que recoge las voces de poetas de Brasil, El Salvador, Colombia, México, Perú, Argentina, Cuba, Uruguay, Puerto Rico, Republica Dominicana, España y Venezuela. También cuenta con obra inédita.

En la actualidad, Libia Zambrano es profesora jubilada de la UPEL/Siso Martínez desde julio de 2003 y pertenece a la Asociación de Profesores Jubilados de esta Institución.


lunes, 16 de diciembre de 2013

La profesora Zeneida Rodríguez, productiva en cuerpo y alma

Su disco lleva por nombre
ZENEIDA RODRÍGUEZ, EN CUERPO Y ALMA
Son 11 temas más una información en archivo PDF
La hermosísima voz de Zeneida Rodríguez de su producción En cuerpo y alma deleita y obliga a repensar sobre los valores literarios, musicales, artísticos y docentes del Instituto Pedagógico de Miranda José Manuel Siso Martínez de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador.
Su disco, una vez más, es un bello y profesional trabajo, ejemplo de talento y dedicación.


Además de sus composiciones, presentaciones y grabaciones, Zeneida Rodríguez ha publicado, recientemente, el libro titulado Carlos Ramón Gómez. su vida en canciones, en coautoría con Ángel Vicente Gómez Romero.
Es una biografía, recopilación musical y colección de trabajos, cuya labor de transcripciones musicales estuvo a cargo de Rodríguez a lo que se suma las armonizaciones y adaptaciones en las que contó con la colaboración de César Gómez.
El libro, igualmente, tiene el valor de recopilar muchos textos escritos por el propio Carlos R. Gómez sobre el contexto de composición de los temas y las letras de todas las canciones con sus fechas y créditos.

martes, 25 de octubre de 2011

Carta "imaginaria" de nuestro epónimo José Manuel Siso Martínez

En la celebración del XXXV Aniversario del Pedagógico de Miranda, celebrado el Jueves 20 de octubre 2011, la Dra. Marlene Arteaga Quintero hizo lectura de una carta "imaginaria" de nuestro epónimo José Manuel Siso Martínez, en la que expresó, muy profundamente, lo que significa ser miembro de esta institución educativa desde todas las perspectivas.

"Para celebrar 35 años de travesía, un maestro nos dejó una carta y se las voy a leer".
Marlene Arteaga Quintero.

Estimados docentes, estudiantes, licenciados, técnicos, gente de oficio, que hoy reciben esta misiva, les saludo cordialmente.
 Yo sé que los docentes del Instituto Pedagógico Siso Martínez han hecho un tránsito difícil, pero curiosamente, también, los propios docentes son el camino. Y un camino que con frecuencia debe ser autorrestaurado, autorremozado, y además, debe ser tratado con consideración.
En cada año se ha vertido lo que cada uno puede. De eso, no hay ninguna duda. No se puede pedir más de lo que cada quien está dispuesto a dar, porque el excedente ofrecido podría ser un fruto amargo. Sus estudiantes aprenderán aquí, junto a los docentes, todo lo que se puede ser para alimentar y alimentarse con la cercanía de los otros; aprenderán todo lo feliz que se puede ser cuando se conviertan en maestros; aprenderán, asimismo que se puede estar siempre triste si no se quiere transitar este camino. Así será. Sus estudiantes serán un correlato de su experiencia junto a ustedes.
(Continúa diciendo el autor de la carta)
Quiero recordarles que soy un hombre a quien le embarga el sentido de pertenencia al llamar a éste: “mi Pedagógico”. Es pequeño, sí. Las instalaciones, a veces podrían ser hostiles. Pero es mío. Y todo lo considerado propio termina apropiándose de uno mismo. Y aquí se encuentra, definitivamente, toda la vida que vamos a encontrar al salir y repetiremos afuera esa vida con la fuerza de una pasión incendiaria o con la melancolía del que siempre está a la espera de una profesión distinta. Ustedes, docentes, serán para sus estudiantes un goteo de seducción envolvente.
Yo conocí mucho de la historia de Venezuela y trabajé, todo lo que pude, en una época de oro para formarse en lo social, con una estricta moral y una conducta verdaderamente cívica. Estaba la oportunidad…
Luego, ese mirar a profundidad a mí país, me llevó a conocer la Historia de América, porque quien no ama lo propio, lo defiende y lo conoce de verdad, no puede amar lo que está más allá de sus fronteras. Repito. Primero conocí bien todo lo mío, luego tuve capacidad para ver lo de los otros.
Así fue mi vida, y mis tareas aunque fueron muchas y grandes cerca de los adultos no me alejaron de mi relación con la Educación Primaria. Tal vez no fui el mejor, tal vez sólo me impulsaba la placidez y el recuerdo de mi bella Upata, la “rosa del bosque, rosa de la montaña”. Sí, la misma Upata que también fue amada por Rómulo Gallegos, cuando la describió en la novela Canaima como el pueblo más alegre de todo el Yuruari. Tal vez, digo, fue eso lo que me impulsó siempre. Me impulsaba saber que la vida del docente, como el bosque húmedo o como la montaña de escollos, no es generosa ni respeta a los temerosos, a los tibios, a los asustadizos.
La vida del docente es como esa rosa del bosque y de la montaña que no tiene miedo de vivir siempre al límite. Es una tarea de tiempo completo.
Creo, en definitiva, mis queridos maestros, que el principal deber será educar para la emancipación, para la libertad. Brindar una educación para que nuestros estudiantes sean levantiscos; para que jamás estén bajo la tutela de nadie. Educaremos para que duden y pregunten sobre todo; para que todo lo examinen. Para que  cuestionen, inclusive, lo que yo les digo. De esa forma, nuestros estudiantes nunca caerán en manos injustas, nunca aplaudirán a los villanos.
Al final mi primer sueño, mi más grande objetivo era y sigue siendo trabajar con el pensamiento puesto en una doctrina educativa que promueva una sociedad democrática.
¡Ah! y muchas gracias por usar mi nombre, que si de algo he sabido es de luchar y trabajar.

Se despide con mucho afecto, su amigo,
José Manuel Siso Martínez


lunes, 27 de junio de 2011

La Parranda de San Pedro

La Parranda de San Pedro es una manifestación mágico- religiosa, producto de la fe colectiva de una Venezuela sumida en las tinieblas del coloniaje y del caudillismo.
Surge con la unión de los factores universales y siempre presentes: el amor maternal, la protección paternal y la solidaridad de los miembros de una misma raza. Estos tres elementos se unen para hacer del dolor y la esperanza un símbolo perpetuo del sincretismo de las etnias que han aportado color y amor a un ritual a través de estos últimos doscientos cincuenta años.
“La Parranda de San Pedro es esencialmente reminiscencia. Es, ante todo, y sobre todo, testimonio de una época aguafuerte; basada en la vida y costumbres de una raza en determinada época, espejo por cuyo fondo destilan nítidamente ocurrencias interminables.
La Parranda de San Pedro es negro, lágrimas, gritos en noche sembrada de estrellas y carbón. Es sangre vertida, sangre negra rodando hacia la profundidad de la tierra, desde donde ha de surgir hacia lo alto, prodigio de verticalidad verde, el cuerpo de la caña dulce.
Es ayes que al trocarse en lágrimas servirán de regadío a los surcos de los esclavistas. Es látigo de negreros abriendo carnes inocentes e indefensas. Molinos, bueyes, gritos, maldiciones, hogueras en cuyas brasas arden negros y más negros. Germinan flores y más flores. Alumbran docenas y docenas de ojos blancos... blanquísimos ojos”. Freddy Best González)

La época colonial en venezuela duró trescientos años. Durante esos tres siglos fue formándose poco a poco el modelo venezolano. Fueron años de calma, donde el colonizador hispano pudo prosperar, abonando la tierra con la sangre del aborigen y a regarla con el sudor del negro. 
La Parranda de San Pedro es una manifestación de origen negroide con matices criollos. Un sincretismo cultural producto de la adaptabilidad del negro ante las nuevas y extrañas realidades en que estaba envuelto. 
La Parranda de San Pedro de Guatire es patrimonio cultural del Municipio Zamora y del estado Miranda, en la actualidad el Centro de Educacion Artística (CEA) Andres Eloy Blanco de Guatire creó una escuela de la Parranda de San Pedro, la cual funciona en la sede de la fundacion.


Texto tomado del XX Festival de la Voz Institucional del Pedagógico de Miranda llevado a cabo el 9 de junio de 2011 donde se realizó un homenaje especial a la Parranda de Guatire tomando en cuenta todos sus aportes y contribuciones en el area cultural y educativa.


Todas las fotografías fueron tomadas por Ayling Tovar, Subdirección de Extensión del Pedagógico de Miranda

lunes, 28 de junio de 2010

Dr. Luis Rafael Muñoz Rivero

Dr. Luis Rafael Muñoz Rivero

Ilustre Guatireño, profesor y maestro catedrático que ejerció su magisterio por 55 largos años, desarrollando y perfeccionando las facultades y aptitudes de estudiantes profesionales de la educación. Nace el 14 de febrero de 1927.

Incansable estudioso que logró acumular un record académico docente: en la Escuela Normal Rural El Mácaro, opta y obtiene el título de Maestro de educación de primaria rural, Licenciado en Educación de la Universidad de Río de Piedra en Puerto Rico. En la Universidad Central de Venezuela, obtiene el título de Licenciado en pedagogía y luego incursiona en la maestría en educación mención educación superior, paralelamente realizó numerosos cursos de mejoramiento profesional.

Desempeñó diversos cargos docentes y administrativos, tutor y asesor de proyectos de investigación, fue miembro del Consejo Directivo en el Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio. En la Universidad Central de Venezuela atendió algunos cursos y ejerció cargos docentes y administrativos.

Escritor didáctico, entre otros, por los diversos materiales publicados, tales como:
  • Guías de Estudios y Lecturas de Matemática (1º, 2º y 3º año de Educación Normal) para los cursos y Profesionalización para Maestros no Titulares
  • Guías de Estudio y Lecturas de Evaluación Escolar para los cursos de Profesionalización de Educación Media y Técnica
  • Guías de Estudio y Lecturas de Evaluación del Aprendizaje (Nº 1 y Nº 2) para los Estudios Universitarios Supervisados de la UCV
  • Manual sobre Pruebas del Rendimiento Escolar – Guía para su preparación, ejecución y análisis
Combatiente gremial, luchó por los intereses y reivindicaciones de los educadores, llegando a desempeñar importantes cargos gremiales en la vieja Federación Venezolana de Maestros y en los gremios profesionales universitarios.

Por su destacada labor como educador y sobresalientes cualidades, fue apreciado y estimado por quienes lo conocieron por ser muy humano en sus actos, dio a la patria sus mejores frutos, fue un gran catedrático que transmitió muchas luces a la educación.